martes, 9 de agosto de 2011

Sigue y sigue la decepción.

¿Hasta cuándo "los mercados" todopoderosos van a seguir haciendo la vida imposible a todos los que no estamos en sus "círculos"?Antes eran los pobres, los infelices habitantes del mal llamado tercer mundo. Poco a poco vamos a ser casi todos los que los mercados fagociten. ¿Hasta cuándo? ¿Para qué nos sirven los gobernantes que elegimos?¿Quién nos va a proteger del desprecio de los poderosos fagocitadores a los que nadie nos posibilita poner cara?



No hay comentarios:

Publicar un comentario